CURSO VERANO DE MISIONOLOGÍA

  • Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

17 oct. 2012

SANTIAGO MILÁN. MISIONERO


Ayer, 16 de octubre, salió para Brasil el sacerdote vallisoletano Santiago Milán Macías, natural de Torrecilla de la Abadesa, tiene 72 años y es la tercera vez que va a servir a la iglesia de Brasil. Estuvo primeramente 25 años, volvió a la diócesis y acompañó a los padres en los últimos años de su vida y volvió a Brasil por un periodo de otros 5 años.


Actualmente estaba en la parroquia de San Cristóbal de Boecillo. El domingo pasado se despidió de sus feligreses, dejó la parroquia en manos de un sacerdote joven, ordenado el pasado septiembre, y se ha marchado “hasta que le respondan las fuerzas”, nos decía, a Juazeiro, en el estado de Bahía.


Su tarea allí va a estar centrada, con otos compañeros del IEME, en la apertura de una nueva parroquia en una zona de suburbio, que ha crecido con nuevos asentamientos.


En estos días inmediatos al DOMUND, su salida a la misión, nos ayuda a entender un poco más el sentido de esta jornada. Cuando hablamos de los misioneros no nos estamos refiriendo a personas de otra galaxia. Son, como Santiago,  y como tantos otros que conocemos, personas normales que trabajan por el evangelio y que, en un momento determinado, sienten que Dios les llama a realizar su tarea en otro rincón de la tierra.


Sin lugar a duda, para los cristianos de Boecillo y para otros muchos que conocemos a Santiago, este DOMUND va a tener un rostro y un lugar concreto cuando oigan hablar de misiones y misioneros.